Nos lo dividimos de forma muy natural en función de lo que se nos da mejor, cada uno tiene su zona de confort pero se mete en el “terreno” del otro:
Raquel (Periodista y Publicista adicta a las redes): Mi zona de confort, por decirlo de alguna manera, es la creatividad. Soy la ilustradora de los cómics y uso a Moderna como mi “alter ego” para contar todo lo que nos parece relevante.

Carlos (Ingeniero de Organización Industrial con alma indie): Mi zona de confort es la técnica y empresarial, pero curiosamente empezamos a trabajar juntos en los guiones y así hemos funcionado hasta ahora.

Raquel Córcoles (Reus, 1986) se licencia en Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid  y, tras trabajar como creativa en una agencia (el supuesto trabajo de sus sueños), desidealiza el mundo de la publicidad y decide rescatar un cómic sobre su experiencia en Madrid que había empezado en la época del Fotolog (MadRide). Se presenta con él a la “Beca Connecta’t”, y gana el primer premio que consiste en la publicación de su primer cómic, Soy de Pueblo (Glenat, 2011) . Para promocionarlo abre una página de Facebook y elige el nombre Moderna de Pueblo (bastante autobiográfico). Después de obligar a todos sus amigos a hacerse fans, sus viñetas empiezan a conseguir una viralidad inesperada y le surge la oportunidad de publicar en revistas como El Jueves, Grazia o Cuore.

En esa época conoce en una fiesta indie a Carlos Carrero (Madrid, 1984), Ingeniero de Organización Industrial licenciado en la Carlos III con muchas ganas de montar una empresa. Aunque Raquel quería estar con un músico o artista, acaba con un ingeniero que aportará mucho más de lo esperado a su proyecto.

En esa época la editorial Penguin Random House le ofrece publicar su segundo cómic, Los capullos no regalan flores (Penguin Random House, 2013). Raquel deja su trabajo en la agencia y en El Jueves para centrarse a tiempo completo en el libro, una comedia romántica inspirada en su desastrosa vida amorosa en la ciudad antes de conocer a Carlos, que en esa época ya empieza a colaborar con ella en el guión.

Los capullos no regalan flores lo peta bastante y llega a vender 50.000 ejemplares y a publicarse en varios países (Francia, Portugal, Malasia y Singapur). En 2014, tras el éxito de algunas viñetas protagonizadas por el capullo Cooltureta (personaje de Los capullos no regalan flores), publican el spin off Cooltureta: la novela gráfica (2014, Penguin Random House).

Durante los años siguientes se centran en el contenido en redes, el diseño de productos como la Agenda Moderna y las colaboraciones con publicaciones como GQ, Cuore, El País o Vis À Vis.

A lo largo de 2016 escriben en el guión de su siguiente cómic y mientras Raquel lo está ilustrando, Carlos monta Tantanfan, una empresa que produce y distribuye artículos diseñados por los mejores artistas e influencers del panorama español. En menos de un año, el proyecto consigue un gran éxito en ventas y redes. Actualmente la empresa pertenece al Grupo Planeta y Moderna de Pueblo sigue lanzando con ellos sus diseños.

El cuarto cómic de Moderna de Pueblo, Idiotizadas, un cuento de empoderhadas (Planeta, 2017), casi ha alcanzado los 100.000 ejemplares vendidos y ha cruzado el charco para publicarse en México, Argentina, Brasil, Colombia y Chile.