1 comment

  1. Luis   •  

    Una vez que estábamos súper apurados de pasta en el piso de estudiantes cuando estudiaba la carrera, todos los integrantes del piso decidimos ahorrar leyendo un libro de autoayuda (o era eso, o comíamos puré de patata toda la semana, ya que hacíamos fondos comunes para comida y para tabaco, ¡y estábamos en exámenes!)… El libro (bueno, las fotocopias del libro) tenían de título, “Es fácil dejar de fumar si sabes cómo”, y la verdad es que a mi me funcionó… fue tan fácil dejarlo que duré casi dos años… Una noche, medio borracho celebrando el fin de carrera, me invitaron a un cigarro y pensé, “con lo fácil que resultó dejarlo, por uno no pasa nada, y si pasa leo las fotocopias”… y me volví a enganchar… Releí las fotocopias, pero ya no funcionaron… Por ahora, también sigo apagando velas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.