3 comments

  1. Isa Pi   •  

    ¡Un dulce no amarga a nadie pero en estas ocasiones no sabes qué cara poner! jajjaja

  2. Gabriela   •  

    Desde hace algún tiempo me he decantado por ir andando por la calle sin escuchar música y pendiente de los comentarios que me hacían los hombres cada vez que pasaba, y siempre me paro, me doy la vuelta y le planto cara al acosador. Algunos se callan avergonzados, otros me insultan una vez que me he ido, pero he dejado de sentirme mal y con vergüenza al recibir esos comentarios, ahora me siento poderosa de ser capaz de plantarle cara a quien me molesta cuando voy andando, y se lo recomiendo a todo el mundo! aunque sólo digas un: perdona me estas hablando a mi? o cualquier comentario que se te ocurra, pero lo mismo ese hombre se lo pensará dos veces antes de molestar a alguien.

    Saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.