El Capullo Perruni

 

capullo-perruni-web

Una historia de Pretty Pony

Al segundo de conocerte se emociona y no para de mover el rabito. Te envía fotos de su casa: sus cuadros sin colgar, su aparente caos posmoderno, su precioso perro salchicha del que no se separa, su colección de libros de fotografía, e incluso se hace vídeos enseñándote su día a día con ojitos amorosos. Porque él es así: cariñoso, fiel y muy casero. Se duerme antes de las once de la noche y los fines de semana solo sale a dar paseos.

¡Y te enteras de todo esto en la primera semana de conocerle! Siempre quiere que estés por él, jugando como un cachorrito, haciendo monerías y mirándote fijamente con esos ojitos verdes y esa barba de leñador. Pero como un cachorro también, su atención es limitada. Y cuando aparezcan otras chicas con las que jugar, te dejará tirada con una pelota en la boca y se irá a revolcarse con ellas.

___

Participa contándonos quién ha sido y por qué el más capullo de tu vida. Seguro que podrías escribir un libro, pero intenta resumirlo en 200 palabras, añade una descripción física y envíalo a capullos@modernadepueblo.com. Si tu historia es elegida se publicará en la sección “El capullo de la semana” de la revista Cuore y, una semana después, la publicaremos en nuestra web. Puedes firmar de forma anónima, con tu nombre real, con tu Twitter o Instagram… ¡Nos encargaremos de ilustrar a tu capullo para que quede más retratado que nunca! ¡Y sí, también se admiten historias de capullas!

2 comments

  1. Anónimo   •  

    pero si soy yo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.