El capullo enmadrado

 

capullo_enmadrado

Una historia de Anónima.

Todo en él parecía sacado de la imaginación del novio perfecto que quiere una madre para su hija: un chico con gusto para vestir, con punto hipster, ingeniero de telecomunicaciones y centrado en sus estudios, era cocinillas, educado y gracioso… Vamos, aparentemente el chico perfecto.

Los primeros meses fueron bastante bien, hasta que me presentó a su santa madre. La mujer insistió mucho en querer conocerme desde el primer momento, y yo lo estuve postergando porque aún estábamos en la fase de conocernos mejor.

Cuando la conocí me pareció una mujer encantadora, y todo iba sobre ruedas hasta que un día hablando del tema me dijo que él me quería mucho, pero nunca su amor por mí llegaría a ser el amor que él sentía por su madre, porque ninguna mujer de la Tierra sería nunca como ella, ni él querría nunca más a otra mujer que no fuera su madre, y con sorna me dijo que de todas maneras podía internarlo. Me quedé bastante rallada, pero continué con él, dándole otra oportunidad y pensando, pobre de mí, que no sería para tanto.

Sin embargo, cuando fui conociéndole mejor me di cuenta de que claramente estaba ante un caso de complejo de Edipo: se paseaba desnudo por su casa con su madre presente, se duchaba con su madre dentro del baño con la cortina sin echar, se iban juntos a cenar ellos dos solos… Lo más curioso de todo es que evitaba los encuentros físicos conmigo por lo que eché a correr dejándolo con su mami.

 

Participa contándonos quién ha sido y por qué el más capullo de tu vida. Seguro que podrías escribir un libro, pero intenta resumirlo en 200 palabras, añade una descripción física y envíalo a capullos@modernadepueblo.com. Si tu historia es elegida se publicará en la sección “El capullo de la semana” de la revista Cuore y, una semana después, la publicaremos en nuestra web. Puedes firmar de forma anónima, con tu nombre real, con tu Twitter o Instagram… ¡Nos encargaremos de ilustrar a tu capullo para que quede más retratado que nunca! ¡Y sí, también se admiten historias de capullas!

4 comments

  1. julio   •  

    Jajajaja, quiero tener una novia que se parezca a mi madre para quererla como a ella, el amor lo puede todo!!

  2. Fran   •  

    Muy chulo, pero en la quinta línea del tercer párrafo creo que donde dice “internarlo”, debería decir “intentarlo”.

    Aunque el chaval sí que parecía estar para que lo internasen… :-)

  3. Alberto   •  

    Pues al menos lo conocio con su madre viva, que si llega a estar muerta … Norman quien es esa chica ? quiero conocerla ! – Madre, dejala en paz ella me gusta ! – Lo que quieres es abandonar a tu madre por esa furcia ! Donde esta ahora, en la ducha ?! – No madre no, otra vez no por favor !! CHAN CHAN CHAN CHAN CHIN CHIN CHIN CHACHAAAAAAAAAN CHAN CHAAAAAAAN !!!

  4. Cris   •  

    Pues a mí me parece normal que quiera a su madre más que a nadie, pero ya lo de la ducha y lo de los encuentros físicos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.