El capullo dragón

capullo_dragón

 Una historia de Marina.

Conocí a este chico hace bastantes años, y una amiga suya hizo de intermediaria para que nos liáramos. Era guapo, alto y terriblemente sexy, y además quería conocerme mejor para, quién sabe, quizás tener algo. Parecía un caballero andante. Sin embargo, una vez obtuvo lo que quería, fue alejándose poco a poco de mí, aunque siempre hacía acto de presencia con un mensajito por WhatsApp. Una semana después, le llamé la atención a un chico 3.000 veces más atractivo y maduro, quien tenía la intención de liarse conmigo.

El cotilleo se difundió y, al día siguiente, mi supuesto caballero llegó preocupadísimo, con mucho miedo de que prefiriese al nuevo chico y me olvidase de él. Fue de lo más dulce y yo, como una tonta, mandé a tomar por saco al otro y me lie con él de nuevo. Al día siguiente mi príncipe me dio plantón, y fue entonces cuando entendí que se trataba solo de un dragoncito que me retenía en un castillo imaginario a base de llamaradas ardientes, donde no tuviese contacto con otro hombre que no fuera él.

 

Participa contándonos quién ha sido y por qué el más capullo de tu vida. Seguro que podrías escribir un libro, pero intenta resumirlo en 200 palabras, añade una descripción física y envíalo a capullos@modernadepueblo.com. Si tu historia es elegida se publicará en la sección “El capullo de la semana” de la revista Cuore y, una semana después, la publicaremos en nuestra web. Puedes firmar de forma anónima, con tu nombre real, con tu Twitter o Instagram… ¡Nos encargaremos de ilustrar a tu capullo para que quede más retratado que nunca! ¡Y sí, también se admiten historias de capullas!

1 comment

  1. Anonima   •  

    “el capullo pesado”

    El capullo pesado se suele distingir por celoso,pesado obviamente y territorial
    Pues bueno, al caso yo conocí al capullo pesado en una fiesta a las 3 de la mañana cuando iba más borracha que una cuba y el señorito estuvo hablandome por redes sociales durante un año diciéndome todo lo que me iba a hacer cuando me viera y pues claro yo siempre ponía excusas para no verlo hasta que se canso y dejo de hablarme
    cosas que aprendí;
    1. No le sigas el juego porque ira a más
    2. Bloquealo de todas partes porque siempre aparecerá de todas formas como las facturas
    3. No lo desbloquees porque te hablara para chulearse de sus ligues

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.