El Capullo Noctámbulo

capullo-noctambulo

Una historia de Anónima

 

Tras conocernos, por supuesto, de noche, estuvo meses seduciéndome y cuando quise darme cuenta estaba colgada de él como una lámpara. Llevaba una vida desordenada, nocturna y bohemia, entre sus sesiones “underground” como fotógrafo y afterhours de varias horas. Me vi inmersa en esa rara vida suya, acompañándole a todas partes.

Aunque no pasábamos de los besos inocentes de borrachera, empezó a presentarme como algo más que una amiga a todo el mundo, haciendo bromas públicas sobre nuestra relación sin formalizar hasta que un día, tras uno de esos after sin dormir, me confesó sus sentimientos hacia mí. Me sinceré diciéndole que era mutuo.

Desapareció a las 24 h de iniciar el noviazgo oficial sin dar ninguna explicación.

Tras más de un mes sin saber absolutamente nada de él, apareció una noche en el local en el que estaba yo con una amiga a las 3 de la mañana, rosa en mano, diciéndome que me amaba, que la otra vez no estaba listo pero que en ese momento sí, asegurándome que no volvería a desaparecer.

Estaba tan enganchada que acabé cayendo de nuevo. Nuestra relación duró seis intensos días, manteniendo la dinámica de besos inocentes y cenas, hasta que en mitad de otra de sus fiestas me dijo que aún no estaba preparado para salir con nadie. Se fue a la barra, se pidió una copa y siguió de farra.

___

Participa contándonos quién ha sido y por qué el más capullo de tu vida. Seguro que podrías escribir un libro, pero intenta resumirlo en 200 palabras, añade una descripción física y envíalo a capullos@modernadepueblo.com. Si tu historia es elegida se publicará en la sección “El capullo de la semana” de la revista Cuore y, una semana después, la publicaremos en nuestra web. Puedes firmar de forma anónima, con tu nombre real, con tu Twitter o Instagram… ¡Nos encargaremos de ilustrar a tu capullo para que quede más retratado que nunca! ¡Y sí, también se admiten historias de capullas!

2 comments

  1. Isa Pi   •  

    La frasecita de “no estoy preparado para una relación seria” está tan manida… ¿Por favor podéis ser más originales? Los hombres son muy asustadizos y después van de valientes…

    • JuanG   •  

      No creo que sea cobardía, mas bien una forma sutil de decir “CONTIGO no quiero nada serio”, hay que saber leer entre líneas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.